Ezequiel Zamora

Q.·. H.·. Ezequiel ZamoraMilitar y político venezolano (Cua, Miranda, 1817 – San Carlos, Cojedes, 1860). Hijo de Alejandro Zamora y de Paula Correa, Ezequiel Zamora recibió una escasa educación.

Durante su juventud, su cuñado, el alsaciano Juan Cáspers, lo instruyó sobre la situación social y los movimientos políticos europeos; otro tanto hizo el abogado José María García, quien le dio nociones de filosofía, historia universal y derecho romano.

Ezequiel Zamora se estableció en Villa de Cura, Estado Aragua, donde abrió una tienda de víveres, y pronto amplió el negocio con el comercio ganadero y agrícola, en las poblaciones vecinas de los Estados Guárico y Apure. La lucha por el poder dividió al grupo político dirigente del país, entre el oficialismo, agrupado en torno al general José Antonio Páez, y el liberalismo de Antonio Leocadio Guzmán, que fundó en 1840 el Partido Liberal y su vocero El Venezolano, a través del cual difundía las ideas liberales.

Zamora se convirtió en dirigente regional del naciente partido, y en lector y difusor de la prensa de oposición. La crisis imperante se agudizó a partir de 1843, por lo que los alzamientos espontáneos de los campesinos llevarían a Zamora a asumir su liderazgo.

En 1846 encabezó un levantamiento en la localidad de Gumba, bajo las consignas de «tierra y hombres libres», respeto al campesino, eliminación de los godos y justa distribución de la riqueza, siendo conocido como «General del Pueblo Soberano». Al mando de un ejército campesino libró varios combates victoriosos; capturado, fue condenado a muerte pero se salvó al fugarse de la cárcel.

El presidente José Tadeo Monagas le conmutó la pena, enviándolo al ejército que combatía a los grupos paecistas alzados en armas; Zamora demostró su valor y talento en las batallas de San Carlos, Cabimas, Quisiro y Barinas. Se unió a la Guerra Federal iniciada en Coro en 1859 y dirigida por el general Juan Crisóstomo Falcón. Su ascendencia militar sobre las tropas le permitió desarrollar una campaña exitosa contra las fuerzas centralistas. Obtuvo diversas victorias, y en San Felipe reorganizó la provincia como una entidad federal con el nombre de Estado Yaracuy; continuó hasta Barinas, donde en 1859 recibió el título de Valiente Ciudadano.

Triunfante en la decisiva batalla de Santa Inés, Zamora se dirigió en 1859 hacia el centro del país; en el asalto de la ciudad de San Carlos recibió un balazo en la cabeza que le causó la muerte.

El Generalísimo y Q.·. H.·. Ezequiel Zamora Correa fue iniciado nuestros Augustos Misterios de la francmasonería universal, el 18 de Mayo de 1.855 E.·. V.·., cuando se desempeñaba como comandante de milicias y jefe militar en esta vital región del país.

El día de su iniciación masónica fue de júbilo y gran solemnidad para la masonería guayanesa, ya que en esa fecha iniciática trazó una pieza de arquitectura sobre: “La libertad e igualdad entre los hombres”. La cual fue disertada ante sus Queridos Hermanos con una oratoria propia de los grandes oradores de todos los tiempos en tan magno e inolvidable evento masónico. Dicho trabajo filosófico fue editado en la Imprenta “El Edén” en el Oriente de La Victoria, en tierras de Aragua y la cual aún se conserva en los archivos de la Respetable Logia Simbólica “Victoria” Nº 9, fundada por el General en Jefe é I.·. y P.·. H.·. Santiago Mariño Carry.

El diploma o certificado de Maestro Masón del Q.·. H.·. Ezequiel Zamora Correa fue editado en latín é inglés; estando por muchos años en poder de su sobrino y Q.·. H.·. Manuel Felipe García Zamora, quién era hijo de su hermana Genoveva Zamora Correa y del abogado y Q.·. H.·. José Manuel García Correa.

Ambos Talleres están signados por la historia masónica a jugar roles preponderantes por el bien general de la Orden; por el triunfo de la verdad científicamente demostrable; por el progreso del género humano; por la unión, solidaridad y cooperación entre los francmasones; por la Libertad, Igualdad y Fraternidad universal.