Santiago Mariño

QQ.·. HH.·. Hoy se cumple el bicentésimo vigésimo sexto Aniversario del Nacimiento de nuestro Q.·.H.·. Santiago Mariño, de quien nuestra Respetable Logia, lleva honrosamente su nombre cuya vida y trayectoria  como Maestro masón, político y militar, estuvieron enmarcados por su lucha incansable en aras de la libertad y justicia,  de querer ser  el mejor ciudadano, y fomentar un estado sin privilegios, enmarcado por la justicia social, la libertad, el alto nivel cívico y sin castas militares.

Y este mis QQ.·.HH.·. es el ejemplo que debemos tomar conociendo y ejerciendo nuestros deberes y derechos a todo nivel, nuestra Logia nunca debe perder su norte.

Esta fecha es propicia para conocer más,  de la insigne vida de este Venezolano.

El Q.·.H.·. Santiago Mariño, nace el 25 de Julio de 1788 en el Valle del Espíritu Santo, Margarita (Estado Nueva Esparta). Fueron sus padres, el Teniente de Justicia Mayor, del Golfo de Paria, Santiago Mariño de Acuña,  y la criolla, Doña Anastasia Carige, descendiente de una noble familia Británica. Disfrutó de privilegiada posición social, refinada educación, familiar y cursó estudios, en la Academia Militar de Trinidad. También logró titularse, de Agrimensor. Económicamente estuvo bien soportado y un gran número de bienes, fueron registrados bajo su patrimonio.

Mariño, se inicia en la masonería, en Agosto de 1809, en la Logia, Los Hermanos Unidos No 351, de Puerto España, Trinidad, bajo la Veneratura del QH.·., Jerome Patrice. Desde el momento de su iniciación, se dedica al estudio, como medio para lograr su perfeccionamiento, y gradualmente, va haciendo progresos en la masonería.

Al Q.·.H.·. Mariño, le correspondió vivir en una época muy propicia, para que un joven como él, con ímpetu y espíritu de lucha, pudiera aportar a su entorno, la contribución que como masones, estamos obligados a prestar, su entorno, estuvo rodeado por una constelación de hombres, que junto a él lucharon, por las hermosas banderas de la Orden Francmasónica: Libertad, Igualdad y Fraternidad. Estuvo siempre protegido por hermanos masones de la talla de Soubtette, Piar, Ribas, Arismendi, Sucre, Monagas, Urdaneta, Páez, Bermúdez, Bolívar de los cuales recibió el trato fraternal y la solidaridad requerida para el logro de sus objetivos.

En su lucha por la independencia, en los momentos de dificultad, recibió el apoyo de la masonería universal, en las personas de Petion, Brión, Sutherland, Farriar, O’ Leary, Mac Gregor e innumerables hermanos masones, que desinteresadamente,  se incorporaron,  a luchar por la independencia del Continente. Testimonio de ello quedó reflejado en el legendario Batallón Británico, donde se organizaron los combatientes por la libertad y la justicia social.

El querido hermano, Mariño, tuvo una brillante carrera masónica, y ocupó cargos de gran importancia, dentro de la orden francmasónica. Alcanzó los 33 grados, que ofrece la institución, a quienes se dedican a la noble causa de promover el progreso del género humano. Logro convertirse en Serenísimo Gran Maestro del Gran Oriente de Venezuela (Gran Colombia) en momentos difíciles para la unidad dentro de la Orden.

Muchos fueron los aportes de Mariño a la fraternidad, pero ya en las postrimerías de su vida, sentía que debía dejar un aporte imperecedero, y colabora en la fundación de  la Resp.·. Log.·. Victoria, Nº 38 hoy en día Victoria Nº 9.  El 07 de Abril de 1854,  Mariño recibe, del Gran Oriente de Venezuela, la Carta Patente para su fundación, de este noble taller que hasta la fecha ha funcionado con pocas interrupciones.

El Q.·.H.·. Mariño, para el momento de su muerte, el 4 de Septiembre de 1854, ocupa el cargo de Serenísimo Gran Maestro, del Gran Oriente Nacional, y en reconocimiento a su obra, se organizan las exequias el 20 de Noviembre de 1854, participando como orador de orden el Q.·.H.·. Antonio Guzmán Blanco, posteriormente Presidente de Venezuela.

Con todo mi afecto

Q.·.H.·.Salomón Liendo
Resp.·. Log.·. General Santiago Mariño N° 208
Or.·. de Caracas.

Bibliografía:

Mariño Militar, Ciudadano y Masón, Homenaje a Mariño en los 150 años de la Resp.·. Logia Victoria No 9, por: QH.·. Carlos Akel, tomado de la Revista 150 Años de la Resp.·.Log.·. Victoria No 9, año 2004