Los Masones Defienden el Laicismo, Doctrina que Protege la Libertad del Hombre

Los Masones defienden el laicismo, doctrina que protege la libertad del hombre, de la sociedad y particularmente del Estado, de toda influencia eclesiástica o religiosa excesiva o indebida. El laicismo es una actitud y un sentir liberal y tolerante, que no combate idea o sentimiento religioso alguno, sino que al contrario, los respeta y los deja al dominio exclusivo de las conciencias, involucra la idea de libre examen, el derecho que tiene toda persona de estudiar, conocer, comparar, investigar y sacar conclusiones según sus propias facultades, reconoce el derecho a la razón frente a la cerrada obligación que impone el dogma. Los Masones no son antirreligiosos ni combaten ninguna creencia religiosa, pero como son hombres libres y laicos, combaten los fanatismos, las afirmaciones dogmaticas y los fundamentalismos religiosos y, cuando es necesario, se oponen a aquellas proposiciones sectarias que tienden a asemejarse a los fundamentalismos. Se oponen a aquellas jerarquías religiosas que, cada cierto tiempo, pretenden que no solo sus fieles, sino que el conjunto de la sociedad se comporte según sus particulares creencias, sin dejarle espacio a otros credos u otros puntos de vista, espacio al que todos tienen derecho. Los Masones creen que solo la existencia de un Estado y de un espacio público laico, aseguran la convivencia armónica y fraterna en un país, garantizan la paz y  el respeto entre las distintas corrientes ideológicas y permiten la presencia enriquecedora de la diversidad cultural y religiosa en una sociedad.

Resp.·. Log.·. Tradición y Esfuerzo Nª 172 Valle de Melipilla

Anuncios