Mensaje fin de año 2015

Hermanos míos.

El fin de año es un periodo de cambios, como los solsticios, como el cierre de programas e inicio de los nuevos, como el cambio de los guías de nuestra Logia. Abramos nuestros corazones para adecuarnos a los cambios y hacer todo lo mejor que podamos y hagámoslo solo esperando la sonrisa de satisfacción por el deber cumplido.

La humanidad necesita con vehemencia la expansión de nuestros ideales de libertad, justicia y fraternidad. Hoy los necesita más que nunca, cuando una ola de escepticismo invade todos los sectores, cuando la mayor parte de la Humanidad vive acongojada, frente a los problemas de todo orden que conocemos y que ocurren en todo nuestro planeta, la agitada vida contemporánea, que induce a la duda y el desamparo, a la insatisfacción espiritual que atormentan al hombre de nuestro siglo. El Hombre, QQ.·. HH.·. necesita un asilo ideal que pueda brindarle todo aquello que no encuentra en algún otro lugar, un refugio a su inquietud espiritual, una mano solidaria y un corazón fraternal. En el mundo frío e indolente no encontrará nada mejor que nuestra Orden para mitigar esa desolación y angustia.

QQ.·. HH.·. la clave del éxito de los masones y de todos aquellos que lo desean es llevar una vida digna, ajustada a derecho, practicando las más bienhechoras virtudes, para que podamos convertir nuestra imagen en la de los hombres que mueven la tierra y su contenido.

Gracias mis Queridos Hermanos, por el esfuerzo de intentar calmar al implacable enemigo de la ignorancia, la superstición y la ambición. Sigamos perseverando con Celo, Fervor y Constancia en todo aquello que ha sostenido, sostiene y sostendrá la estructura de nuestra Orden Masónica, por encima de fanatismos, dogmatismos y vicios.

Hermanos míos. Estas fiestas de fin de año son el momento preciso para dar gracias por un nuevo día, por el nuevo año, por la esperanza, por el perdón, por la sonrisa que aflora de la felicidad del deber cumplido.

Gracias a nuestras familias que nos han acompañado en nuestra actividad masónica, brindándonos su apoyo y colaboración.

Gracias a los QQ.·.HH.·. que me acompañaran en esta responsabilidad de dirigir y administrar nuestro taller, para que a fines del 2016 igual que este año que acaba, podamos sonreír felices y tranquilos, como nuestros ex dirigentes salientes, por el deber fielmente cumplido.

¡Para todos vosotros junto vuestras familias vaya mi abrazo fraterno y el deseo de salud, éxito y prosperidad que bien os merecéis!

S.·.F.·.U.·.

V.·. M.·. Ramiro Toro Candia