Saludo Aniversario 28

Q.·. H.·. Mario Silva Peralta
Venerable Maestro

Nos corresponde en esta oportunidad decir dos palabras en torno al   Aniversario de nuestra Resp. Logia Lautaro N° 197 al haber cumplido el pasado 13 de Abril 28 años de intensa labor masónica al servicio de la masonería venezolana.

La Masonería es, como se sabe, una escuela de perfeccionamiento ético destinado a mejorar al hombre y a luchar por el advenimiento de una sociedad más justa, más honesta, más solidaria y más fraterna. Nunca como ahora, en momentos de tan aguda crisis, esos valores de perfeccionamiento espiritual habían sido más necesarios.

Esta demás deciros, que una Logia es un lugar de trabajo que usa símbolos para expresar sus ideas y su doctrina. Durante siglos se han usado muchas herramientas que han pasado a ser símbolos éticos de la Masonería como la escuadra, símbolo de la rectitud; el mazo, símbolo de la voluntad; la plana, el instrumento que lima las asperezas o la cadena, el símbolo de la unión entre sus miembros. Esas herramientas, con que se levantaron y levantan grandes y hermosas construcciones, se usan por varios siglos en la Masonería con un sentido simbólico: ya no se trata de levantar obras materiales, sino que cada uno trabaje en sí mismo y talle cada día mejor su espíritu para su felicidad, la de su familia y la de la propia sociedad en que vive.

En la Logia se usa un Ritual para ordenar la reunión y aprovechar al máximo los minutos de que se dispone. El Ritual, como el que Uds. han escuchado esta noche , habla de fortalecer la familia, de estudiar más, de ser cada día más cordial y solidario, de colaborar con la sociedad y de guiarse por valores morales que hagan la vida más amable y más digna. Una tarea, como se ve sencilla, pero nada fácil de llevar a la práctica. En eso estamos y en eso hemos estado durante estos veintiún años, luchando como podemos, con nuestras limitaciones, no para tener más, sino para procurar ser cada día mejor. Pensamos que por allí, sin oropeles, sin falsas ostentaciones está el camino de la verdadera y más estable felicidad.

Nuestra reunión de Aniversario, no tiene la pompa, menos el boato de las celebraciones profanas, pero a diferencia de aquellas, la nuestra se reviste con el sentimiento fraternal de cada Hermano, pues se nutre en los rectos fundamentos de una Institución que honra con su trilogía de Libertad, Igualdad y Fraternidad, conceptos que constituyen la síntesis más preciada de una organización humana y para los humanos, sin discriminaciones de razas o credos como lo es la Francmasonería.

Fiesta agradecida del espíritu, renovación de juramentos y propósitos, olvido de energías gastadas, asidero preciso para meditar en lo que hemos hecho y hemos dado, “hora y edad” indicada para pensar en todo lo que nos falta por hacer, en todo lo que nos falta por dar.

Podemos decir, hemos cumplido cierta etapa, en la medida de los propios esfuerzos y capacidades , si no es mucho lo realizado, si no es posible destacar hechos más reales , esperamos con fe masónica el día que broten esplendorosas las flores , que la semilla de la Fraternidad ha esparcido y esparce en su labor humanitaria, dentro y fuera de sus Templos.

Nos preguntamos¸¿Que otra Institución humana sólo tiene por ambición sembrar entre sus miembros el deber del trabajo, el amor a la Patria y a la Humanidad, la lucha a favor de la libertad de conciencia y la tolerancia?

Sólo  la encontramos en  la Masonería. Nunca olvidemos nuestro compromiso de honor de superarnos para mejorar un mundo convulsionado por la violencia, egoísmo, odio y fanatismo, donde la destrucción y la muerte son sinónimos de poder y grandeza.

Los días que hoy se viven son difíciles. La pobreza,  el desempleo y la inseguridad crecen en todas partes. Las plegarias religiosas en nombre de cada Dios se han transformado en llamados a la violencia, al enfrentamiento y han acabado con pueblos enteros; católicos y protestantes, árabes y judíos se matan a diario, millones se enfrentan a una limpieza étnica con una brutalidad que el mundo no conocía y el fanatismo rompe todos  los moldes de la razón y la justicia. Nada ni nadie  los para ni detiene, ni siquiera el llanto y las lágrimas de tantas  madres de todos los sectores involucrados. En esta crisis necesitamos masones estudiosos y competentes; masones trabajadores y esforzados. Venezuela tiene aproximadamente de 30 millones de habitantes, de los cuales el 60% son menores de 25 años. Ese 60%, esa juventud venezolana, la necesitamos con urgencia, con todo su empuje, con todo su entusiasmo y devoción por las cosas grandes y nobles, esa juventud vendrá sola a nosotros cuando vea en los masones de hoy igual ejemplo de rectitud  y  responsabilidad.

Para ayudarnos espiritualmente y para colaborar con la Masonería de Venezuela fundamos hace ya 28 años, la Logia “Lautaro“, fecha que hoy celebramos como parte de la Masonería de esta tierra que, gracias a su generosidad, es también, la nuestra .

Lautaro era un joven indígena chileno que murió a los 22 años, en 1557, luchando por su pueblo, sometido entonces, en el Siglo XVI, por el Imperio Español.

Lautaro fue inmortalizado por Alonso de Ercilla y Zuñiga en el poema “ La Araucana “ que , con sus 37 cantos, es el primer gran poema épico dedicado a la conquista española de América y uno de los pilares de la épica en lengua española.

En estos 28 años han pasado mucho hermanos por nuestras Columnas, algunos de ellos han partido a decorar el Oriente Eterno; nombramos a algunos de ellos; Amaro Grove Valenzuela, Ernesto Gaete Cáceres; Carlos Villagrán Silva, Julio César Barrios, José Tomás Alarcón, Luis Morales Abar, Jorge Sierralta Jara y finalmente a nuestro muy Querido Hermano Edgar Perramón Quilodrán cuyo recuerdo permanece intacto en cada uno de nosotros. La verdad es como que no hubiesen partido, porque siempre están con nosotros en el recuerdo y en el afecto y en la gratitud que les debemos, porque fueron generosos y fraternos. La gente buena y solidaria no muere, simplemente vive de otra manera.

Distinguidas Damas, amigos, QQ.·.HH.·. Todos  al llegar al término de mi cometido permitidme dirigirme a las damas presentes esta tarde, en especial a nuestras esposas.

Decirles que gracias a ellas, a su apoyo, a la colaboración desinteresada que nos han prestado durante esto 28 años  nuestro Taller ha logrado mantenerse activo y vigente. Sin esa colaboración y apoyo nuestro Taller se habría visto gravemente afectado en su funcionamiento. A todas Uds. nuestro cariño, amor y respeto.

En esta tarde queremos especialmente recordar a una de ellas que nos acompañó gran parte de estos 28 años, y que lamentablemente nos dejo para partir hacia instancia superiores que aún nos son desconocidas, me refiero a nuestra apreciada e inolvidable cuñada señora Rina Matas de Santibañez, para ella donde quiera que se encuentre nuestro cariñoso recuerdo y reconocimiento.

Como un homenaje a ellas me permito leerles un pensamiento que un poeta dedico a la mujer y que esta tarde le transmito a todas las damas presentes…

“ Dicen que en el Universo todo, antes que el Viento y la Brisa, antes que la lluvia y la bruma, antes que el Sol y la Luna , antes que las flores germinaran las semillas, se intuía la sutil presencia femenina “.

“Dicen que antes de antes…surgió la mujer “

“En la vida del hombre siempre hubo una mujer…

“Tal vez, la que nos acunara en su regazo en nuestras más tierna infancia… “

“O esa mujer que nos intuyó agobiados y que, deslizando sus manos por nuestra frente, pretendió hacer suyo y arrebatarnos…ese pesar….

“Acaso, esa mujer que nos alentó…que nos impulso”…

“O aquella que nos dio nuestros hijos…y con ello tan hermosa responsabilidad “…

“Vuestra presencia Queridas damas, embellece todo acto masónico, porque sois la belleza en Alma y Espíritu “.

“Rendiros un homenaje…es brindar por el Amor, porque vosotras sois la Compañera en el camino de nuestra existencia”…

“Sois la proyección gestadora de nuestros hijos”…

“Sois la amasadora del pan dulce de nuestros hogares”…

“Y sois también  la alegría y el llanto en el devenir de nuestras vidas “…

“Cuando de nuestro ser se ausenten las pasiones juveniles, Uds. hacen dulce ese nuevo amor, maduro del tiempo y de recuerdos “…

“Que la Felicidad, la Paz y el Amor convivan por siempre en vuestros Hogar… con Música de  Futuro y Cantar de Esperanza “.

“Que así Sea!”