Masones en el Panteón Nacional

Q.·. H.·. Edgar Perramón Quilodrán, M.·. M.·., Or.·. Et.·.
R.·. L.·. Lautaro 197. Or.·. de Caracas, Venezuela.

El Panteón Nacional fue construido por el Presidente Antonio Guzmán Blanco e inaugurado el 28 de octubre de 1875, como templo de la gratitud nacional, para recibir allí los restos de los próceres de nuestra Independencia y los venezolanos más ilustres.

En el Panteón Nacional, donde hay 139 ilustres venezolanos, se encuentran 39 masones:

  • Lisandro Alvarado Marchena
  • Raimundo Andueza Palacio
  • Francisco Aranda
  • Juan Bautista Arismendi Subero
  • Francisco de Paula Avendaño López
  • Andrés Bello López (cenotafio)
  • José Francisco Bermúdez Figuera
  • Andrés Eloy Blanco Iturbe
  • Rufino Blanco Fombona
  • José Félix Blanco
  • Simón Bolívar Palacios
  • Luis Brión Detrois
  • Manuel Ezequiel Bruzual
  • Juan José Conde
  • Lino de Clemente Palacios
  • Manuel María Echeandía
  • Juan Crisóstomo Falcón Zavarce
  • Antonio Leocadio Guzmán Agueda
  • Antonio Guzmán Blanco
  • Tomás Lander Acal
  • Francisco Linares Alcántara
  • Santiago Mariño Carige
  • Francisco de Miranda Rodríguez (cenotafio)
  • José Gregorio Monagas Burgos
  • José Tadeo Monagas Burgos
  • Juan de Dios Monzón
  • Daniel Florencio O’ Leary Burke
  • José Antonio Páez Herrera
  • Juan Antonio Pérez Bonalde
  • Judas Tadeo Piñango Mellado
  • Luis Razetti Martínez
  • José Félix Ribas Herrera
  • Simón Rodríguez
  • José Tomás Sanabria Meleán
  • José Laurencio Silva Flores
  • Carlos Soublette Jerez
  • Antonio José de Sucre Alcalá (cenotafio)
  • Diego Bautista Urbaneja Sturdy
  • José María Vargas Ponce

Falta, en el Panteón Nacional, el Presidente de la República, en el período 1860-1861, Manuel Felipe Tovar y Tovar, quien falleció, en París, a los 63 años, en 1866. Fue uno de los Presidentes de la Junta Suprema de 1810, patrocinó la instalación y desarrollo de la instrucción pública y con su tío Martín Tovar Ponte dona los terrenos para la Colonia Tovar y El Jarillo.

Los restos de Manuel Felipe Tovar siguen en el cementerio de Epinay en París, no obstante el decreto de 1875 del Presidente Guzmán Blanco para que fueran inhumados en el Panteón Nacional. Dicho decreto aún no ha sido cumplido.

Anuncios