El Honor

Siendo una palabra utilizada en tan diversos sentidos, es útil que veamos las definiciones básicas para desarrollar el concepto.

El diccionario define Honor diciendo que, en amplio sentido, el Honor  es la dignidad personal  en cuanto se refleja en la consideración de los demás. Desde un punto de vista más subjetivo y unilateral el Honor es el sentimiento de la propia dignidad, la cualidad moral que nos hace cumplir severamente nuestro deber.

El Diccionario de la Real Academia dice que es la cualidad moral que lleva al cumplimiento de los propios deberes respecto del prójimo y de uno mismo.

Es la gloria o reputación que sigue a la virtud, al mérito o a las acciones heroicas, la cual trasciende a las familias, personas y acciones mismas de quien se las granjea.

Teniendo en cuenta estas definiciones podemos decir  que el Honor tiene que ver con la dignidad y el respeto. Dignidad que a uno le reconocen y dignidad que uno mismo se reconoce. Respeto que los demás demuestran y respeto que uno mismo se tiene.  Es decir el Honor se tiene o se reconoce.

Uno puede rendirle honores a otro, lo cual significa  reconocer en el otro una dignidad especial que lo hace diferente del común de las gentes.Ese reconocimiento de la dignidad es, o debería ser, la consecuencia del hecho de tener Honor. Sin embargo, el tema que más nos incumbe no es el Honor reconocido sino el Honor que se tiene.

Actuar con Honor es actuar con dignidad, es tener cierto tipo de dignidad.

Ahora bien, es importante dilucidar a qué clase de dignidad estamos aludiendo. Hay una dignidad que es resultado del simple, pero trascendente, hecho de ser humano.  Es la dignidad que le reconocemos a toda persona por el hecho de serlo, y que en nuestra Or.·.  está representado por el principio de Fraternidad. Es el principio de respeto por la Vida en su máxima expresión.

El Honor, por otra parte,  es una cualidad relacionada con la cultura y civilización. El sentido de lo que significa ser honorable varía de cultura en cultura y de tiempo en tiempo, pero sea cual fuere la civilización de la que se trate, el Honor siempre representa una calidad relacionada con los mejores valores y principios de esa civilización.

La dignidad de ser humano no depende de nosotros sino que es un derecho inherente a nuestra condición, el Honor,  por el contrario, involucra  una decisión personal y trascendente, que condiciona nuestro comportamiento y que tiene que ver con el cumplimiento del Deber, el Deber que uno mismo se impone de acuerdo a los principios y valores que  sustenta, y que exceden lo  que es exigido formalmente por la sociedad en que se vive. El Honor es un asunto de ser y no de parecer. Tener Honor implica necesariamente un comportamiento honorable por convicción y no por coacción ni conveniencia, tener Honor es, a fin de cuentas, tener la dignidad de cumplir estrictamente con el Deber.

Volver a hablar de Honor es darle un nombre simbólico al comportamiento que todo Mas.·.  debe sostener, asumiendo en todos los ámbitos de la vida el cumplimiento del Deber más allá de lo que se exige.

(Elaborado en base a diversas referencias en la Internet)