Ética y Mercado

Ética y Mercado

Q.·. H.·. Egidio Garcés Sanhueza, M.·. M.·.
R.·. L.·. Lautaro Nº 197, Or.·. de Caracas

INTRODUCCIÓN

El presente trabajo, intenta entender la relación de la Ética con el Mercado. La Ética, una vieja conocida en nuestro ambular en los caminos de la Verdad, una máxima que tratamos de alcanzar, pese a todas las limitaciones que la Sociedad y nosotros mismos nos imponemos, enfrentada al símbolo per se  del comercio capitalista, el Mercado, o mejor dicho, el “ Libre Mercado”.

Para entender  mejor, recordemos que la Ética es una ciencia de La Filosofía que estudia (o su objeto de estudio es) la Moral.

Dicho de otra manera, La Ética estudia (y compara) como se comportan los seres humanos en forma individual o en grupos (sociedades).  La Moral, es  la forma de comportarse del ser humano, solo ó en Sociedad. Obviamente  debemos entender que no existe un comportamiento igual entre individuos  y menos entre Sociedades.

Como ejemplo, basta recordar las costumbres de vida  de los Musulmanes, Esquimales, Occidentales, razas aborígenes, etc.

Hasta pudiéramos hacer un registro contable o definir la forma de vivir de cada pueblo,  quizás llegaríamos a miles de agrupaciones con distintas costumbres.

Pero imaginemos ahora cuántos millones de comportamientos  distintos, existen en la Tierra, si tomamos al individuo uno por uno.

Una primera conclusión de lo dicho es que,  la Ética  que estudia estos distintas Morales (o costumbres), es fácilmente confundida con esta última, usándose ambos términos como similares.

Formalmente la Ética es como un observador que toma nota de los comportamientos y los compara.

La  Moral califica y se dice inmoral a un comportamiento incorrecto, pero siguiendo con la similitud, hay quienes  dicen de un mal comportamiento (según la moral del grupo), que es un actuar  no-ético o sin ética.

Un aspecto importante es la connotación generalizada que se le da a la Ética: de otra manera, ser ético es ser correcto (lo que debe ser).

Una segunda conclusión de la reflexión, que  al referirnos a la ética (Moral), nos referimos a seres humanos, individuales y colectivos  los que poseen esta especial característica.

No podemos adjudicar comportamientos a lo físico: Mesas, flores, fábricas, etc.

Haga click aquí para leer el documento completo en formato PDF