Año 9, número 4, mayo de 2018 (e .·. v .·.)

EFEMÉRIDES:
Abril
Mayo

ANIVERSARIO XXXIII DE LA RESP:. LOG:. LAUTARO Nº 197

Palabras de Apertura V:. M:.
Plancha del O:. F:.
Mensaje de Salutación de QQ:. HH:.
Programa Aniversario

BIOGRAFÍAS MASÓNICAS:
Q.·.H.·. Edgar Perramón Quilodrán

TRAZADOS DE LA R.·. L.·. LAUTARO 197:
Origen del Grado de Aprendiz
Q.·. H.·. Luis David Fernández Valderrama

LAICISMO:
Estado Laico

PRINCIPIOS:
Masonería, Democracia y Tolerancia

MINUTO MASÓNICO:
Signos, Símbolos – Definiciones

PREGUNTAS Y RESPUESTAS
¿Cuántos Ritos Masónicos hay en el Mundo?


NUESTRO VISITADOR

El Principito

Su autor…

Antoine De Saint-Exupéry
Lugar de nacimiento: Lyon, Francia
Fecha de nacimiento: 29 de junio de 1900
Murió: 31 de julio de 1944

Biografía
Fue un aviador en los días en que la aviación poseía pocos instrumentos y volar era una tarea extremadamente difícil y peligrosa, uno de los pioneros de los vuelos postales internacionales. Sus experiencias como piloto fueron a menudo su fuente de inspiración como escritor.

Fue el tercero de los cinco hijos de una familia de la aristocracia su padre tenía el título de vizconde, vivió una infancia feliz en las propiedades familiares, aunque perdió a su progenitor a la edad de cuatro años. Estuvo muy unido a su madre, cuya sensibilidad y cultura lo marcaron profundamente, y con la que mantuvo una cuantiosa correspondencia durante toda su vida.

Mientras volaba también escribía. En el año 1926 marcó un giro decisivo en su vida, con la publicación de la novela breve El aviador, en Le Navire dargent de J. Prévost, y con un contrato como piloto de línea para una sociedad de aviación. A partir de entonces, a cada escala del piloto correspondió una etapa de su producción literaria, alimentada con la experiencia. Mientras se desempeñaba como jefe de estación aérea en el Sahara español, escribió su primera novela, Correo del Sur (1928). Fue iniciado en la Masoneria en Francia y participó en la masoneria Argentina, en la Resp:.Log:. Rivadavia # 312 en Rios Gallegos.

El Principito: ¿Un manual para aprendices masones?

El Q:. H:. Antoine Marie Jean-Baptiste Roger de Saint-Exupéry fue miembro de la masonería francesa. Escribió en 1943 un cuento, El Principito, que ha sido traducido a ciento ochenta lenguas, convirtiéndose en una de las obras más reconocidas de la literatura universal. Muchos críticos literarios han señalado que El Principito es un libro de filosofía y de una profunda sensibilidad humana, recordemos que el Q:.H:. a lo largo de toda sus obras, Siempre se defino como un humanista. Escribió en una de sus obras “Si queremos un mundo de paz y de justicia hay que poner decididamente la inteligencia al servicio del amor”

Releyendo ahora desde mi condición de M:.M:. El principito, creo que esta obra es un verdadero Manual del Aprendiz Mas:. una primera reflexión corresponde a la esencia misma del libro se encuentra reflejada en el secreto que le obsequia el zorro al principito:«Solo se ve bien con el corazón. Lo esencial es invisible a los ojos». Nosotros los MMas:. vemos el mundo de otra manera, a partir de nuestro símbolos, la cadena, las espadas, las luces, el techo decorado con cuerpos celestes, el piso ajedrezado, las columnas, etc., que podrían ser vistos por un profano como accesorios decorativos, nosotros los vemos con los ojos de nuestros compromisos y obligaciones y le otorgamos un sentido simbólico, lo esencial para nosotros los MMas:. esta oculto de la indiscreción profana y visible desde nuestras conciencias.

“—Lo que más embellece al desierto —dijo el principito— es el pozo que oculta en algún sitio…” el conocimiento mas:. que está oculto del mundo profano es lo que hace más bello nuestro camino de aprendizaje permanente, descubrir en cada tenida y en cada lectura los conocimientos que antes ni nos imaginábamos que existían no solo es hermoso sino excitante.

“El principito se sentó en una piedra y elevó los ojos al cielo. —Yo me pregunto —dijo— si las estrellas están encendidas para que cada cual pueda un día encontrar la suya” Los MMas:: sabemos que no existe un destino predestinado, nosotros con nuestras decisiones y acciones vamos construyendo no solo nuestras vidas, sino también a nuestra sociedad, no es la estrella la que busca a cada hombre, es el hombre el que busca, por medio del conocimiento, la inteligencia, la razón y la conciencia su propia estrella, su propio destino.

“Le dijo el Zorro al Principito – Tener un amigo no es cosa de la que pueda ufanarse todo el mundo” tener una amigo ya es un gran tesoro, pero nosotros los MMas:. somos muchos más afortunados porque tenemos a nuestros QQ:.HH:. con quienes hemos sellado juramentos e fraternidad y solidaridad. Cada vez las relaciones profanas se establecen su amistad a partir del interés, la vanidad, la mentira, la apariencia, etc., cada vez menos nos podemos ufanar de tener muchos amigos a no ser los miles de amigos que tienen algunas personas en las redes sociales. Y continúa el Zorro, “Los hombres compran las cosas ya hechas a los comerciantes; y como no existe ningún comerciante de amigos, los hombres ya no tienen amigos”

Un pasaje que nos invita a la reflexión sobre la riqueza de las cosas materiales

—¡Buenos días! —dijo el principito. —¡Buenos días! —respondió el comerciante.

Era un comerciante de píldoras perfeccionadas que quitan la sed. Se toma una por semana y ya no se sienten ganas de beber. — ¿Por qué vendes eso? —preguntó el principito.

—Porque con esto se economiza mucho tiempo. Según el cálculo hecho por los expertos, se ahorran cincuenta y tres minutos por semana. — ¿Y qué se hace con esos cincuenta y tres minutos?

—Lo que cada uno quiere… “

“Si yo dispusiera de cincuenta y tres minutos —pensó el principito— caminaría suavemente hacia una fuente…”

Cuantas cosas compramos que realmente no necesitamos? Muchas, basta con mirar nuestros desvanes, garajes, cuartos de San Alejo, bodegas, etc., para darnos cuenta de la razón que tiene El Principito, el mercado se ha apoderado de parte de nuestras vidas. Hay que recuperar minutos para disfrutar de las cosas maravillosas de la vida, muchas de ellas no cuestan, como por ejemplo caminar.

Recorrer las páginas de esta corta novela, es reflexionar sobre s la vida: la grande­za de la amistad, la solidaridad, la fortaleza, y la desesperanza.

“El cuarto planeta estaba ocupado por un hombre de negocios. Este hombre estaba tan abstraído que ni siquiera levantó la cabeza a la llegada del principito.
—¡Buenos días! —le dijo éste—. Su cigarro se ha apagado.
—Tres y dos cinco. Cinco y siete doce. Doce y tres quince. ¡Buenos días! Quince y siete veintidós. Veintidós y seis veintiocho. No tengo tiempo de encenderlo. Veintiocho y tres treinta y uno. ¡Uf! Esto suma quinientos un millones seiscientos veintidós mil setecientos treinta y uno.
—¿Quinientos millones de qué? […]
—Millones de esas pequeñas cosas que algunas veces se ven en el cielo. […] Unas cositas doradas que hacen desvariar a los holgazanes. ¡Yo soy un hombre serio y no tengo tiempo de desvariar!
—¡Ah! ¿Estrellas?
—Eso es. Estrellas.
—¿Y qué haces tú con quinientos millones de estrellas? […]
—Nada. Las poseo. […] Las administro. Las cuento y las recuento una y otra vez —contestó el hombre de negocios—. Es algo difícil. ¡Pero yo soy un hombre serio! […] Puedo colocarlas en un banco. […] Escribo en un papel el número de estrellas que tengo y guardo bajo llave en un cajón ese papel.
—¿Y eso es todo?
—¡Es suficiente!
—Yo —dijo aún— tengo una flor a la que riego todos los días; poseo tres volcanes a los que deshollino todas las semanas, pues también me ocupo del que está extinguido; nunca se sabe lo que puede ocurrir. Es útil, pues, para mis volcanes y para mi flor que yo las posea. Pero tú, tú no eres nada útil para las estrellas…

El hombre de negocios abrió la boca, pero no encontró respuesta.

¿Y de qué te sirve poseer las estrellas? -Me sirve para ser rico.

-¿Y de qué te sirve ser rico?

-Me sirve para comprar más estrellas.”

Esta frase refleja la intrascendencia de la riqueza y el poder, queremos ser ricos y poderosos solo para poder ser más ricos y poderosos……. Muchas son las enseñanzas y simbologías Mas:. de El Principito, tenemos que volver a releerlo.

El Q:. H:. Antoine, en la noche del 31 de julio de 1944, despegó a bordo de un P-38 sin armamento de una base aérea en Córcega, y no regresó más. Nunca se ha encontrado su cuerpo. Se perdió en el espacio como se esfumo su Principito de la tierra. Al terminar de leer el libro me entristece el angustioso pedido de su autor, nuestro Q:.H:.

“Examínenlo atentamente para que sepan reconocerlo, si algún día, viajando por África cruzan el desierto. Si por casualidad pasan por allí, no se apresuren, se los ruego, y deténganse un poco, precisamente bajo la estrella. Si un niño llega hasta ustedes, si este niño ríe y tiene cabellos de oro y nunca responde a sus preguntas, adivinarán en seguida quién es. ¡Sean amables con él! Y comuníquenme rápidamente que ha regresado. ¡No me dejen tan triste!”

Tomado de http://masoneriagalileogalilei.com/

 


Columna de la Armonía

Réquiem para un Maestro Masón de Mozart


PARA ESTA PÁGINA WEB: LA SELECCIÓN DEL MATERIAL, SU DISEÑO, SU DIAGRAMACIÓN Y PUBLICACIÓN ES  DE  LA EDITORIAL LAUTARO,  DE LA RESP.·.LOG.·.LAUTARO Nº 197

FUNDADORES DE ESTA PAGINA: QQ.·.HH.·. RAFAEL VALENCIA, EGIDIO GARCES, RAMIRO TORO, BRAULIO VARGAS, MARIO SILVA, MARIO SANTIBAÑEZ, LEONEL PORTELA, EDGAR PERRAMÓN (OR.·.ET:)

EDITOR: Q.·.H.·.RAMIRO TORO CANDIA

WEB MASTER: Q.·.H.·. LUIS DAVID FERNÁNDEZ VALDERRAMA

WEB MASTER ASESOR FUNDADOR : Q.·.H.·.BRAULIO VARGAS,

APARICION DE SU PRIMER NUMERO, MAYO DE 2010 (e.·.v.·.)

© 2010 – 2018
R.·. L.·. Lautaro Nº 197, Or.·. de Caracas, Venezuela.
Página diseñada para ser vista con el navegador Google Chrome

Anuncios