Preguntas y Respuestas 2016-1

¿Requiere mucho tiempo y dedicación la masonería?

Pues requiere el tiempo que le puedas y quieres dedicar. Para que entiendas, yo estoy en una logia que se reúne dos veces al mes, de septiembre a junio, nada más. Cuando entras, te comprometes a acudir a las convocatorias y nada más. Solamente cabe añadir, que cuando eres aprendiz te convocan igualmente a los talleres de instrucción. No nos olvidemos que la masonería es un medio y no un fin. Así, en cuanto a prioridades para un masón, han de venir en el siguiente orden: primero familia, luego trabajo y sólo al final, masonería. A partir de esto cada uno ocupa su tiempo libre como quiere.

¿Es la masonería una institución elitista?

Podríamos decir que sí y no. Si te fijas en lo que dice el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, elitista sería lo perteneciente o relativo a una élite y dicho de una persona, que manifiesta gustos y preferencias opuestos a los del común. Así, sí podríamos afirmar que la masonería es elitista pues reúne en su seno a personas que manifiestan preferencias opuestas a las del común. En efecto, en una sociedad del culto al ocio consumista, que nos ofrece centenares de cadenas de televisión, cine y televisión a la carta, potentes simuladores para juegos y otras múltiples posibilidades de diversión, no es una elección fácil en la práctica, optar por formar parte de una institución como la nuestra, que pretende defender y llevar a la práctica, valores que parece ocupan muy poco sitio en esta sociedad de ocio y en el inconsciente colectivo del s. XXI. Sin embargo, por otro lado, desde un punto de vista social, la masonería no es elitista pues admite en su seno a personas de procedencia muy diversa; precisamente es una de sus fuerzas y de su interés pues en ella se entremezclan experiencias y “modus vivendi” dispares configurando una realidad plural y enriquecedora.