2017-5: ¿Cómo actúa la Masonería en Política?

Estamos ante otro tópico. La Francmasonería no tiene objetivos políticos, ni actuación política.

Ello no quiere decir que sus miembros no puedan tener una posición política y, de hecho, entre los francmasones ha habido muchos políticos, cuyas ideologías han representado un amplio espectro, que va desde posiciones conservadoras hasta posiciones izquierdistas, con lo cual no es posible pensar en una mano rectora que estuviera tras ellas.

Nuestros fines no son políticos aunque a veces las logias hayan tenido que manifestarse en algún asunto político. Sin embargo y aunque en las reuniones está prohibido hacer cualquier tipo de proselitismo (propaganda, promoción) de tipo político, el masón no debe estar al margen de los grandes problemas políticos de los pueblos y del mundo entero y sobre todo de asuntos que nos afectan como organización o como sociedad. Por ejemplo, asuntos relacionados con la libertad de expresión, de reunión, etc.

Como ve, la Masonería no es una asociación política ni puede confundir su actividad con la de ningún partido político. El masón conserva fuera de la Logia, como individuo, toda su libertad de ciudadano y puede dedicar la energía de su entusiasmo al servicio de sus ideales.

Los masones, como tales, no irrumpimos a la vida pública como institución, sino cuando se hace necesaria nuestra acción conjunta para atemperar los espíritus y fijar la senda del progreso dentro de la fraternidad y convivencia humanas, fomentando la paz, la solidaridad y la igualdad entre todos los seres humanos, promoviendo la democracia, el respeto a la Ley, a la autoridad legítima, y proclamando los principios que deben regir la conducta humana y social.

 

http://prolibertate.es/2016/01/19/preguntas-y-respuestas/

Anuncios