Las Tres Grandes Luces

Todos los Masones al momento de ser iniciados pedimos conocer la “Luz” haciendo referencia a lograr tener conciencia sobre la verdad, esa luz que iluminará nuestro camino de ahora en adelante para poder salir de las tinieblas. Por lo cual es importante aclarar que el término “Luz” en la masonería se refiere claramente al conocimiento, la verdad la conciencia de nuestra realidad.

Dentro de la Masonería encontramos el número tres (3) por doquier “Libertad, Igualdad, Fraternidad” “Las tres Luces (Venerable Maestro, Primer Vigilante y Segundo Vigilante) “Sabiduría, Fuerza y Belleza” “Aprendiz, Compañero y Maestro” ·Los tres viajes del aprendiz” “Salud, Fuerza y Unión”, etc

Ya entrando en materia podemos decir que Las Tres Grandes Luces son aquellos pilares fundamentales e indispensables sobre los cuales se basa la masonería y de los cuales nunca debe alejarse: El Libro Sagrado, El Compás y la Escuadra, simbolizando a su vez la Ley, la Naturaleza y la Energía.

El Libro Sagrado: Es la Luz sobre los masones. Simboliza a través del verbo toda la creencia en torno a la existencia de un ser superior, que dependiendo de la religión o creencia que se profese puede que cambie su nombre pero que para todos los masones en el mundo se refiere al Gran Arquitecto del Universo. G.·. A.·. D.·. U.·.

El Compás: Es la luz alrededor de nosotros, refiriéndose a la fraternidad. Simboliza la vida espiritual del hombre, cada línea del compás representa el espíritu del hombre y el espíritu divino, por lo cual el compás siempre se mantiene unido en el punto superior representando el oriente, la unión de lo humano con lo divino.

La Escuadra: Es la luz en nosotros, se refiere a la acción moral particular de cada uno de nosotros. Al momento de utilizar la escuadra ésta se mantiene estática representando rectitud, justicia y equilibrio de nuestro comportamiento y acciones. Simboliza la vida terrenal del hombre.

La relación entre el compás y la escuadra aunque parecieran opuestas, y en cierta forma lo son, no se mantienen separadas, sino que por el contrario se entrelazan dejando de manifiesto la relación inseparable entre el cielo y la tierra, los divino y lo humano, lo espiritual y lo material, todo ello bajo la luz de y guía de la Palabra Divina del Libro Sagrado.

Apr.·. M.·. Luis David Fernández

Or.·. de Caracas 16 de Marzo de 2.019 (e.·. v.·.)